Press "Enter" to skip to content

Historia de Luisa García Toro

Descubre por qué Luisa García Toro, una jugadora de balonmano retirada a los 30 años, decidi dejar el deporte que tanto amaba en esta entrevista con el periodista Vicente Soler. Aunque su decisión sorprendió a muchos, ella explica que ya no sentía la pasión por el balonmano y que su perfeccionismo y control la llevaban a exigirse demasiado. En este artículo, exploraremos las razones detrás de su retiro y su destacada carrera en el balonmano playa

El éxito y los desafíos en el balonmano playa

A lo largo de su carrera, Luisa García Toro ha tenido mucho éxito en el balonmano playa, siendo una jugadora de élite a nivel mundial. Sin embargo, jugar a este nivel requiere mucho dinero y trabajo, y Luisa sentía que no podía comprometerse al 100% debido a sus altos estándares. En sus propias palabras:

«Ya no sentía la pasión por el deporte y mi perfeccionismo y control me llevaban a exigirme demasiado. No podía comprometerme al 100% debido a mis altos estándares.»

A pesar de su retiro, Luisa se reconoce como una jugadora destacada en el balonmano playa y ha sido parte de la selección española en varios campeonatos. Comenzó jugando al balonmano pista en Montequinto, un club reconocido por su cantera femenina. Luego, tuvo la oportunidad de jugar en Sagunto, donde tuvo una experiencia positiva y aprendió mucho. Después de un tiempo, decidió dejar el balonmano pista y centrarse en el balonmano playa. A lo largo de su carrera, ha tenido la oportunidad de representar a España en varios campeonatos internacionales.

El papel de Noelia Fornell en su carrera

En su carrera, Luisa destaca la importancia de su entrenadora, Noelia Fornel, quien confió en ella y la ayudó a crecer como jugadora. Gracias a su apoyo y orientación, Luisa logró numerosos títulos y reconocimientos a lo largo de su carrera, incluyendo ser campeona del mundo en 2016 y mejor defensora del mundo en varias ocasiones.

«Noelia Fornel fue fundamental en mi carrera. Confío en mí y me ayudó a crecer como jugadora. Le debo mucho de mi éxito.»

A pesar de su retirada, Luisa se siente orgullosa de todo lo que ha logrado y considera que su generación ha sido clave en la consolidación del balonmano playa en España. Sin embargo, también expresa su descontento por la falta de respeto que sintió al no ser convocada para el último campeonato europeo sin recibir ninguna explicación.

La frustración y los mejores momentos

Luisa García Toro también expresa su frustración por la falta de reconocimiento al trabajo de las jugadoras de pista en España. Reconoce que ha tenido conflictos con entrenadores y árbitros debido a su carácter impulsivo, pero destaca la importancia de poder dialogar con ellos para mejorar el juego. A pesar de los momentos de frustración, no tiene arrepentimientos en su trayectoria.

Algunos de los mejores momentos de su carrera incluyen llegar a las semifinales del Europeo de Lloret de Mar y ganar el Campeonato de España. También menciona a algunos jugadores destacados en su equipo ideal. Actualmente, Luisa está enfocada en su trabajo como fisioterapeuta y no se ve relacionada con el balonmano en este momento.


Aunque Luisa García Toro decidió retirarse del balonmano debido a la falta de pasión y la presión que se imponía a sí misma, su carrera ha sido destacada y llena de logros. A pesar de las dificultades económicas y la falta de reconocimiento en ese momento, Luisa se siente orgullosa de su trayectoria y del crecimiento del balonmano playa en España. Su historia es un testimonio del esfuerzo y dedicación que se requiere para alcanzar el éxito en el deporte.

Be First to Comment

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *